Principal Activitats Textos de meditació Soronells Situació Allotjament Contacte
 

Retiro de Meditación Shamatha/ Calma Mental

Impartido por Jigme Khyentse Rinpoché

del 1 al 5 de noviembre en Sitges.

En Soronells hemos dejado de organizar los cursos de meditación que desde hace años se venían realizando periódicamente. Como sabemos que algunos insisten y siguen interesados en estas actividades es por lo que nos alegra comunicaros que 

Jigme Khyentse Rinpoché impartirá un curso de Meditación Shamatha/ Calma Mental, del 1 al 5 de noviembre en Sitges.

El retiro se desarrollará en un hotel y en régimen de pernoctación incluida.

Los que estéis interesados reservad las fechas e informad a vuestros amigos.

Información Retiro de Shamatha

 

 

Qué es samata?

El significado de samatha (Shiné en tibetano) es calma mental.

Desde que nacimos hemos dejado que nuestra mente haga lo que quiera, como un niño mimado, y hemos de reconocer que eso no ha dado ningún resultado realmente positivo. Es indispensable tomar el control de la mente. Eso es algo a lo que vale la pena dedicar tiempo, aunque sólo sea un poco cada día.

Así que más vale que lo pensemos un poco y usemos el sentido común. Dejar que nuestra mente nos maltrate y pasarnos la vida sufriendo y causando sufrimiento a nuestro alrededor es señal de falta de sentido común. Los pensamientos y las palabras que salen de un estado mental trastornado pueden considerarse negativos. Si en lugar de quejarnos de nuestra suerte, cultivamos la calma mental, el altruismo y la compasión para que esos estados mentales positivos mejoren nuestro bienestar y el de los demás, eso demuestra que sí tenemos sentido común.

Cuando una persona carece de quietud mental, el ir y venir de sus pensamientos es algo totalmente descontrolado, no podrá parar su agitación mental, y por lo tanto los pensamientos y las emociones negativas surgirán continuamente y sin ningún control. Las situaciones positivas y que generan dicha son escasos y los pensamientos y emociones que generan aturdimiento, dolor, culpa… son más abundantes. La mente tiende a hundirse cayendo en estados cada vez más inconscientes.
Cuando desarrollamos calma mental a través de la meditación samatha, este ciclo se detiene y logramos el hábito de dirigir nuestra mente. Ya no nos dejamos dominar por las emociones, los deseos o los pensamientos de la misma forma. Los sucesos exteriores no controlan nuestra vida. Nuestra mente se hace más flexible, nuestra existencia más ligera. Poco a poco aprendemos a transformar los pensamientos negativos en virtuosos, y las emociones dañinas en estados de plenitud y felicidad.

La práctica de samatha se convierte en un proceso necesario en el trabajo interior.