Khyentse Chockyi Lodro (1893-1959)

Los puntos esenciales de la práctica espiritual

 

Me postro ante el Señor Orguien, incomparable refugio!

Tu disfrutas en el presente del eminente soporte
De una libre y preciosa existencia humana.
No la desperdicies en vano,
Sino más bien esfuérzate
En extraer la quintaesencia.

Todos los fenómenos proceden de tu propia mente.
Sin ser examinados, son placenteros y hábiles en atraerte.
Al analizarlos se revelan desnudos
De toda raíz y de todo fundamento.

x

No vienen de ninguna parte,
no permanecen en ninguna parte
y no van a ninguna parte.
Todas las cosas del samsara y del nirvana no son nada más
Que la magia pura o impura de tu propia mente.
En la naturaleza fundamental ellas no tienen ninguna realidad.

Esta naturaleza vacía y pura desde siempre
No es una nada,
Puesto que ella es espontáneamente luminosa,
Fuente de conciencia y compasión.

Inefable e indefinible es la presencia despierta.
De su poder creador surge la multiplicidad
De las cosas del samsara y del nirvana,
Sin que su despliegue y su causa
Sean dos cosas distintas
Permanece en la simplicidad de esta no-dualidad.

Deja tu cuerpo en la no-acción,
Tu palabra y tu respiración en el movimiento natural,
Y tu mente en un estado espacioso, libre y relajado,
Sin seguir el menor pensamiento de apego.

La conciencia absoluta de la dimensión última y sin nacimiento
No es el producto de causas y condiciones,
Está presente por ella  misma, clara, simple y desnuda.
Sn contaminación de las nociones de sujeto y de objeto
Ni por el saber conceptual,
Deja tu mente en esta contemplación natural.
De todos modos, “dejar”, no es más que una forma de hablar.
Porque en realidad no hay nada que dejar ni nadie que deje.

En todo momento, sin distracción, mantén la presencia
Del despertar-vacuidad, el rostro mismo de la dimensión última!

No tienen fin las actividades del samsara creado por la ilusión;
Cuanto más uno se implica más aumenta su número.
Ellas invaden tu mente en un torbellino
De pensamientos, de apego y de animosidad.
Mientras que se crean las causas de renacimientos en los mundos inferiores.

Entrégate por completo al dharma!
Cuando hayas familiarizado con el dharma
Tu cuerpo, tu palabra y tu mente,
Habrás tomado la vía de la liberación y del despertar.
A la hora de la muerte no tendrás nada que lamentar
Y, en esta vida y en todas las otras,
Irás de felicidad en felicidad!

Encima de tu cabeza o en tu corazón,
Medita en el maestro que por ti tiene tanta bondad,
Inseparable del maestro Padmasambhava,
Y genera en ti una intensa devoción.

En todas las circunstancias, sean buenas o malas,
Tanto si sientes placer o sufrimiento,
Invoca a tu maestro espiritual y guarda
Tu mente inseparablemente unida a la de él.

En resumen, la práctica de las enseñanzas
Acaba por cortar el apego al samsara,
Cultiva el amor y la compasión
Por los seres de los seis mundos
Y a subyugar por completo la mente:
Esto es lo que te aconsejo que hagas sin cesar ni distracción.
 
A pesar de que no tengo la menor experiencia interior,
Yo, Chokyi Lodro, salvaje y sin dharma
Que vive de los bienes monásticos,
He escrito algunos consejos
Con el fin de no rechazar la solicitud
De la noble y virtuosa Señora Pelou.
Sarva Mangalam, ¡qué todo sea propicio!